Terapia de Relaxació Profunda

¿En qué consiste mi trabajo?

Se trata básicamente de un trabajo de relajación profunda. Yo entro en un estado de relajación y, por empatía, esa relajación llega a la persona que está conmigo y entonces la energía que normalmente está destinada a sostener las tensiones de repente está libre y disponible para ir allá donde el cuerpo (cualquier cuerpo: el físico, el energético, el mental) lo necesite para regenerarse y equilibrarse.

Mi trabajo está indicado en cualquier tipo de malestar: problemas emocionales, momentos de duda existencial, dolencias físicas, o simplemente personas que desean conectar con su cuerpo energético y tener una experiencia que va más allá de lo físico.

A nivel formal, no hay contacto físico de ningún tipo. Tú te tumbas en un futón y yo simplemente me siento a tu lado y me quedo quieta, y entonces todo ocurre por sí mismo.

¿Qué significa “por empatía”?  Cuando algo está lleno, lo de dentro se vuelca hacia fuera de forma automática. Es un desbordamiento (como un vaso que ya no puede contener más agua) y este desbordarse es un proceso automático. No tiene nada que ver con ninguna voluntad de ningún tipo. Es algo mecánico. No tiene nada que ver con empatizar con el sufrimiento del otro, no es nada sentimental ni emotivo. Tampoco es un querer ayudar. Yo no siento nada por el otro cuando trabajo. Sólo me lleno totalmente y cuando estoy totalmente llena me desbordo y mi desbordamiento penetra totalmente en el otro.

Penetrar en el otro  En mi trabajo todo es llevado hacia dentro. Si eres empujado a ver lo que hay dentro de ti,  si eres capaz de girar los ojos hacia tu interior y ver lo que hay, entonces la visión de lo que hay fuera vendrá automáticamente. Si eres capaz de saber lo que hay dentro de ti, entonces sabrás lo que hay dentro de los demás. No es que puedas llegar a saberlo; es que lo sabrás automáticamente.

Si puedes penetrar en ti, penetrarás automáticamente en los demás.

Ver dentro de ti  Todo, absolutamente todo en esta vida, reclama ser visto. Todo quiere salir a la superficie, porque cuando las cosas salen y son vistas pueden ser integradas y disueltas en el cosmos; pueden ser colocadas en su lugar. Da igual quién vea tu tensión (todo nuestro sufrimiento es algún tipo de tensión). Da igual si la ves tú o si la veo yo. Lo importante es que sea vista, que sea traída a la consciencia para que pueda ser integrada y disuelta.

No se trata de cambiar nada sino de ver lo que hay para que lo que hay pueda ordenarse a sí mismo.

¿Qué puedes esperar de una sesión?  Yo no espero nada cuando hago una sesión; tú no deberías esperar nada cuando la recibas. Esto no significa que tengas que venir sin un propósito concreto. Si tienes un dolor de cabeza crónico y estás buscando una solución a ese dolor eso es un propósito y es concreto. Y está genial, ¡estarás en el sitio correcto! Pero ven abierto a recibir la ayuda que buscas de maneras a veces totalmente inesperadas, porque el proceso es autónomo y va a donde quiere y no a donde yo le digo.

A nivel formal, a veces voy a hablar mucho y a veces voy a estar muy callada. A veces te voy a preguntar muchas cosas y a veces no voy a dejar que me cuentes nada en absoluto. Pero hagamos lo que hagamos, surja lo que surja, siempre va a haber relajación. Y cuando nos relajamos, las cosas más sorprendentes pueden ocurrir.

¿Qué formación he recibido para realizar este trabajo?  Mi trabajo no es una técnica; es un resultado. Es el resultado natural de un proceso igualmente natural. Yo trabajo con mi propia capacidad para estarme quieta y con mi sensibilidad. El resto no es mío. No lo pongo yo. Yo sólo me siento y de repente todo empieza a ordenarse, todo empieza a ponerse en su lugar.

En mi trabajo, todo lo que tú aprendes de ti lo aprendo yo también de mí misma.

Precio: 50 €

Para más información y testimonios puedes visitar mi página web:

www.bertaturne.com